Cómo detectar que necesitas un cambio laboral

🌍 En el mundo actual en el que vivimos, es habitual tener trabajos que implican muchas horas de dedicación, gran intensidad horaria y/o plena entrega al trabajo. Algunos de estos aspectos son necesarios para desarrollar el trabajo de una forma responsable y comprometida.

💻 ✏️Dedicar tu tiempo de esta forma, resulta fácil cuando estas alineada con lo que haces. Dar lo mejor de ti es sencillo y gustoso si lo que haces te llena, saca lo mejor de ti y sientes que te permite crecer cómo persona.

Ahora bien, muchas de nosotras, solemos desconectarnos de nuestro propósito, a veces, sin darnos cuenta.

Empezaste a trabajar en una empresa cuyos valores estaban acordes con los tuyos, pero poco a poco has ido cambiando y lo que te preocupaba, motivaba o te hacia crecer ya no es lo mismo. Seguramente, has tenido algunas experiencias que te han ido cambiando. Quizás has sido madre, te has separado o encontrado pareja o, te has seguido formando en otros ámbitos, entre muchas otras situaciones.

Poco a poco y sin darte cuenta, te has ido separando del placer que encontrabas en la dedicación a este trabajo.

Hoy quiero compartir contigo algunos indicadores que pueden estar hablándote de que este es tu caso. Y sin darte cuenta, necesitas un cambio de trabajo y redirigir tu rumbo profesional.

Síntomas que te indican que necesitas un cambio

⭐Levantarte por las mañanas para ir a trabajar te cuesta. Antes te levantabas contenta, despejada, iniciabas el día con ilusión, pero ahora es de otra manera muy diferente. ¿Las mañanas se te hacen duras? ¿el despertador suena varias veces y no logras salir de la cama? ¿Todo sucede de manera lenta las horas previas a entrar al trabajo? Éste es el primer síntoma que indica que algo no acaba de encajar en la conexión con tu propósito. Puede que sea solo una temporada y que esté sucediendo algo pasajero. Con todo, revisa lo que sucede porque puede tener más significado de lo que piensas, quizás empiezas a estar desconectando de tu propósito.

⭐ Sientes angustia, decepción, tristeza, ansiedad… antes de entrar a trabajar. Aunque parezca raro, estas emociones aparecen no durante el trabajo si no antes y después del mismo. En los momentos en los que estas relajado es el momento en el que puedes permitirte conectar con estas emociones y atenderlas, por ello va a ser cuando más las vas a notar. ¿Los días antes de incorporarte al trabajo después de las vacaciones, las horas antes de irte a dormir los domingos o incluso las noches antes de levantarte cualquier día de la semana son especialmente duras y tienes emociones que te incomodan y te hacen sentir mal? Aunque no hayas podido relacionar estas emociones con tu ocupación diaria, tienen mucho que ver.

⭐Te cuesta disfrutar con plenitud de tu día a día. Haz una retrospectiva de los últimos días, últimas semanas o últimos meses. ¿Cuántos momentos de plenitud recuerdas? ¿Recuerdas, has tenido momentos de disfrute y plena conexión contigo misma? Si sientes que el disfrute, el placer y la satisfacción contigo, con tu entorno y con lo que haces son cosas del pasado y que llevas cierto tiempo con una dificultad grande de conexión con el placer, seguramente necesitas parar i reflexionar sobre tu día a día, sobre lo que haces en él y si es el momento de hacer cambios.

⭐Estas irascible, reactiva y cualquier cosa, comentario o acción te sienta mal. Cuando sientes que las relaciones con las personas más cercanas se están complicando y lo que antes te hacía sentir bien, cómoda, relajada ahora se ha convertido en inquietud, malestar, malhumor, sensibilidad y molestias, estas delante de una clara incomodidad con tu día a día y con tus ocupaciones diarias. Parece que sean estas relaciones las que no te satisfacen y/o que sean ellos y ellas las que se comporten con actitudes confrontativas, pero lo que está sucediendo no está en tu entorno sino en ti. Si no te encuentras satisfecha contigo y con tu día a día y es algo que se sostiene en el tiempo, va acabar pasando factura a tus relaciones personales más cercanas. Puede que estés pagando con estas personas tu sensación e insatisfacción interna, de una forma inconsciente y sin querer. Es el momento de parar i reflexionar. Dejarte sentir y seguir tus instintos. Es el momento de cambiar algo en tu entorno laboral.

⭐A veces, tu cuerpo te manda señales. Aprender a leerlas es imprescindible para vivir siendo lo más auténtica y coherente contigo misma ¿Hace tiempo que tienes diferentes malestares físicos? ¿Hay algo en tu cuerpo que no funciona cómo debería, pero no sabes identificarlo? ¿Hace meses o semanas que, aunque vas al médico una y otra vez, nadie sabe decirte que tienes ni cómo resolverlo? Todas estas situaciones pueden indicarte que necesitas hacer cambios en tu vida. Tu cuerpo te avisa una y otra vez. Es momento de parar y dejarte de sentir, de reflexionar y mover ficha.

Si te identificas en dos o más síntomas de los que acabamos de hablar, puede que te encuentres delante de una necesidad de cambio laboral. Salir de esta situación es posible e incluso muy recomendable. Muchas veces, es más sencillo de lo que piensas y se trata de hacer pequeños ajustes que te permitan seguir creciendo y amando lo que haces a diario.

Así que te invito a tomar acción, un pequeño paso que pueda ayudarte a reconectar con tu propósito y mejorar tu día a día considerablemente.

Si este es tu caso, súmate a nuestro reto del 25 al 28 de setiembre clicando aquí. Vas a reconectar con tu propósito y así mejorar tu día a día. Es el momento de ser tu mejor versión y dar al mundo lo mejor de ti. Inscríbete, es la señal que estabas esperando. ¡Nos vemos dentro!

Sira

(Visited 41 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 1 =