Conecta con tu cuerpo, saborea el presente y dale rienda suelta a tus deseos

Durante estos días han habido muchos movimientos planetarios interesantes: Marte y Júpiter han entrado en Aries, Mercurio ha hecho la segunda retrogradación de este año, hemos empezado la temporada Géminis, etc.

Y desde Marama te los hemos ido contando a través de los post que cada semana compartimos contigo, para que puedas tomar consciencia de su mensaje y aproveches las propuestas del cielo.

Por eso esta semana se la queremos dedicar al tránsito que, a nuestro parecer, es el más relevante de todo el mes de junio: nos estamos refiriendo al ingreso de Venus en Tauro. Entró en el signo el 28 de mayo y permanecerá en Tauro hasta el 22 de junio.

Y te preguntarás ¿porqué es tan importante? Pues porque el Nodo Norte está en Tauro y Venus es el regente de este signo. Así, durante este periodo, tienes una oportunidad de oro para conectar con los aprendizajes y experiencias de evolución que el Nodo Norte quiere enseñarte.

Conectar con Tauro significa conectar con la esfera física de tu vida: con tu cuerpo, tu alimentación, tus actividades de autocuidado corporal, incluso con tu aspecto.

También significa fijarte en los recursos materiales de los que dispones y te rodean: tu casa, tu ropa, tu vehículo, tu dinero, tus pertenencias y en todo aquello que te da estabilidad y seguridad.

Además también significa conectar con tus deseos, con lo que te da placer, con lo que te gusta, con lo que valoras y con lo que te aporta bienestar.

Durante el paso del Nodo Norte por Tauro habrá aspectos de la energía Taurina que tengas que incorporar a tu vida, aprendiendo a darle el valor apropiado a tu esfera física y material. Entonces, ¿eres de las que le da mucha importancia al cuerpo y a las posesiones o, por el contrario, no le prestas la suficiente atención a tu mundo físico? ¿Te permites gozar de las cosas y dejar fluir tu deseo o vives inmersa en la vorágine de tu mente sin conectar con tus necesidades?

Sea como sea, el paso del Nodo por Tauro va a ayudarte a darle una nueva mirada a todos aquellos aspectos relacionados con lo material en los que notes un desequilibrio o no estés atendiendo como es debido.

El tránsito de Venus por Tauro es una muy buena oportunidad para ello. Por eso, desde Marama, queremos proponerte un pequeño ejercicio para que puedas conectar con la energía Taurina y le des el espacio que se merece.

La propuesta es que puedas realizar este ejercicio en el momento que mejor te venga, preferiblemente antes del 22 de junio, para aprovechar la influencia de Venus en Tauro. Espero que lo disfrutes.

EJERCICIO: Conecta con tus cinco sentidos.

⭐ Este ejercicio vas a realizarlo a lo largo de seis días consecutivos, aunque no es necesario que sea siempre a la misma hora. Cada día realizarás un sencillo ejercicio para conectar con tus cinco sentidos y el último día estará dedicado a la integración.

Día 1: Vista

Elige un objeto o paisaje que te guste y que tengas a tu alcance, y programa una alerta o alarma que te avise a los 5 minutos. Ahora siéntate frente al objeto elegido y obsérvalo durante ese tiempo. Ponle consciencia y atención.

Fijate en sus colores, su tamaño, su forma, el material del que está hecho, los elementos de los que se compone, etc.

Cuando termine el tiempo anota en una hoja todo aquello que consideres relevante de tu experiencia (emociones, sentimientos, pensamientos, sensaciones, facilidades, dificultades, etc.). Luego haz tres respiraciones profundas para dar por finalizado el ejercicio.

Día 2: Oído

Elige un entorno que te resulte agradable y programa una alarma para 5 minutos. El ejercicio consiste en ponerle atención a los sonidos que te envuelvan en ese lugar elegido. Presta la máxima atención que puedas.

Cuantos sonidos escuchas, si son estridentes, tenues, se escuchan de lejos o de cerca, si son agudos o graves, si son continuos o no, etc.

Cuando termine el tiempo anota en una hoja todo aquello que consideres relevante de tu experiencia (emociones, sentimientos, pensamientos, sensaciones, facilidades, dificultades, etc.). Luego haz tres respiraciones profundas para dar por finalizado el ejercicio.

Día 3: Olfato

Coge tu perfume de diario e impregna un trozo de papel o algodón con él. Programa la alarma en 5 minutos. El ejercicio consiste en ponerle atención al olor que desprende. Cierra los ojos si eso puede ayudarte a enfocar tu atención.

Identifica cómo huele tu perfume: es dulce, ácido, fuerte, suave, penetrante, fresco, distingues algún ingrediente, etc.

Cuando termine el tiempo anota en una hoja todo aquello que consideres relevante de tu experiencia (emociones, sentimientos, pensamientos, sensaciones, facilidades, dificultades, etc.). Luego haz tres respiraciones profundas para dar por finalizado el ejercicio.

Día 4: Gusto

Elige un alimento que te guste y programa tu alarma de 5 minutos. El ejercicio consiste en saborear aquello que hayas elegido y le pongas mucha atención.

Esta duro, es blando, está frío, caliente, es dulce, salado, amargo, ácido, puedes distinguir algún ingrediente, predomina algún sabor por encima de otro, etc.

Cuando termine el tiempo anota en una hoja todo aquello que consideres relevante de tu experiencia (emociones, sentimientos, pensamientos, sensaciones, facilidades, dificultades, etc.). Luego haz tres respiraciones profundas para dar por finalizado el ejercicio.

Día 5: Tacto

Elige un objeto que te agrade su tacto y programa tu alarma de 5 minutos. El ejercicio consiste en que le prestes atención al sentido del tacto.

El objeto es suave, áspero, liso, rugoso, está frío, caliente, etc. Prueba cómo es el tacto del mismo objeto por distintas partes de tu cuerpo (cara, pierna, brazo, barriga y registra mentalmente si notas diferencias).

Cuando termine el tiempo anota en una hoja todo aquello que consideres relevante de tu experiencia (emociones, sentimientos, pensamientos, sensaciones, facilidades, dificultades, etc.). Luego haz tres respiraciones profundas para dar por finalizado el ejercicio.

Día 6: Integración

Busca un lugar íntimo y responde las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué has observado realizando el ejercicio? (Sentido mayoritario, emociones surgidas, facilidades percibidas, dificultades detectadas…)
  2. ¿Qué te gustaría cambiar para tener más presentes tus sentidos en tu día a día y aprovecharlos mejor?
  3. ¿Qué beneficios puede aportarte en tu día a día prestar atención a tu cuerpo y a tus sentidos?
  4. ¿Cuál es el objetivo que te propones para atender y utilizar este recurso que tienes (tu cuerpo y tus sentidos)?
  5. ¿Con qué recursos cuentas para mejorar la relación con tu cuerpo y tus sentidos?
  6. ¿Qué acciones vas a emprender para conseguir tu objetivo?

Esperamos que este ejercicio te resulte útil a la vez que placentero, que te facilite la conexión con tu cuerpo y que te permita adquirir una mayor consciencia de cómo te estás relacionando con él.

Y si te apetece recibir información exclusiva para seguir profundizando en tu autoconocimiento y desarrollo, recuerda que puedes suscribirte a nuestra newsletter descargando la Guía de Consciencia Emocional gratuita AQUÍ.

Un abrazo

Núria

(Visited 140 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 9 =