La escucha activa o como acompañar y acompañarte

A veces, cuando no tengo inspiración, cuando las idees se me acaban, cuando dudo de mi misma y de mis capacidades, cuando me bloqueo o no sé por dónde tirar, paro, respiro y descanso. Lo que más me sirve, es reconocer este estado y acercarme a mis amigas, a mi familia y buscar apoyo e inspiración en las personas que la vida me pone delante.

Hoy querría hablaros de como las personas de nuestro entorno nos pueden ayudar, nos aportan o nos acompañan. De como la mirada de los y las demás nos puede ofrecer, muchas veces, portales para ampliar horizontes, ver más allá o entrar en la profundidad de la comprensión de los temas que nos preocupan. Y, sobre todo, de cómo es necesario que sea esta mirada para poderlo hacer.

Soy Sira, y soy coach. Algunas de vosotras os preguntareis que quiere decir esta palabra que tanto se ha puesto de moda en los últimos años. Para mi ser coach es acompañar de una forma amorosa y sutil utilizando para ello la escucha activa. Hoy me gustaría compartir contigo de una forma sencilla cómo ponerla en práctica

Se trata de acompañar evocando en ti misma un estado interno particular que requiere de todos tus sentidos, atención y mucha, mucha práctica. Se trata de un estado de tranquilidad dónde te permites encontrarte contigo misma. Es un estado de centramiento acompañado de una respiración profunda. Un momento de apertura, de atención, de escucha y de estar presente para lo que sucede en ti, en tu entorno y en la otra persona. Un momento de atención abierta y receptiva, como si cualquier cosa que sucediera en este preciso instante fuera necesariamente imprescindible.

Me gusta practicar este estado interno no solo en el trabajo y en mis sesiones, sino también en los momentos que tengo con mi gente. Esto me permite estar en plena conexión conmigo misma, con la otra persona i también sostener sea lo que sea que sucede y me sucede.

Se trata de apadrinar a la persona para que se sienta capaz de hacer los cambios que necesita en su vida. Desde aquí las personas se sienten libres, fuertes y empoderadas para conseguir sus retos. En este contexto, las personas encuentran el momento idóneo para sentir, reflexionar, ver, buscar, decidir y actuar.

¡Mi pasión! Una pasión que empecé utilizando con niñ@s y jóvenes en los centros educativos en los que trabajaba y que he acabado aplicando con adultos, ancian@s, en casa, en la consulta y en cualquier sitio. Sobre todo, conmigo misma en cada situación en la que me encuentro.

Todas necesitamos ser escuchadas y tener espacio dónde sentirnos libres para ser y manifestarnos. Por eso buscar el apoyo de nuestros seres queridos es muy nutritivo pero, en realidad, no es solo su mirada la que nos ofrece el reposo que buscamos, sino que todo empieza cuando transformamos la nuestra. ¡Haz de ti misma tu mejor hogar, tu mejor aliada, tu mejor coach! ¡Escucha activamente, escúchate activamente!

(Visited 27 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + cuatro =